984 204 424

Tratamientos de fisioterapia en Gijón

Tratamientos

En Fisioterapia Manuel Ramos realizamos todo tipo de tratamientos de fisioterapia para solucionar sus problemas musculares, estamos en Gijón venga a conocernos.

Los tratamientos que realizamos son:


  • Traumatismos de la Cintura Escapular:
  • Fracturas de clavícula.
  • Fracturas del omóplato.
  • Fracturas del hombro.
  • Luxaciones del hombro.
  • Rotura del manguito de los rotadores.
  • Traumatismos del Miembro Superior
  • Fractura de diáfisis humeral.
  • Rotura de la porción larga del bíceps.
  • Fractura de la extremidad inferior del húmero.
  • Fractura de la extremidad superior de cúbito y radio.
  • Luxaciones del codo.
  • Entorsis y contusiones del codo.
  • Fracturas diafisarias del cúbito y radio.
  • Sd. de Volkmann.
  • Fracturas de la extremidad distal del cúbito y radio.
  • Fractura de Ponteau-Colles.
  • Luxación / Esguince de muñeca.
  • Fracturas de la mano.
  • Luxaciones / Entorsis de la mano.
  • Roturas, desgarros o secciones de los tendones de la mano.
  • Contusiones de la mano.
  • Traumatismos de la Cintura Pélvica:
  • Fracturas de la Pelvis.
  • Luxación de la articulación de la cadera.
  • Fracturas de cadera.
  • Traumatismos del Miembro Inferior:
  • Fracturas diafisarias del fémur.
  • Fracturas de la extremidad inferior del fémur.
  • Fracturas de la extremidad superior de la tibia.
  • Esguince de rodilla (LCA, LCP, LLI, LLE).
  • Laxitud crónica de rodilla.
  • Lesiones meniscales.
  • Luxaciones de rodilla.
  • Fracturas diafisarias de la tibia.
  • Fracturas de tobillo.
  • Roturas del tendón de Aquiles.
  • Pierna de tensita.
  • Fracturas del calcáneo.
  • Fracturas y luxaciones del astrágalo.
  • Fracturas y luxaciones tarsianas y de los dedos.
  • Traumatismos musculares:
  • Sin lesión anatómica (calambres, contracturas, elongaciones).
  • Con lesión anatómica (desgarros, roturas, contusiones).
  • Traumatismos del Tórax:
  • Pseudoartrosis.
  • Secuelas de quemaduras y heridas (cicatrices).
  • Traumatología Deportiva.

Estamos especializados en: 

EPTE Ecoguiada

EPTE- Electrolisis Percutánea Terapéutica – Ecoguiada

La Electrólisis Percutánea Terapéutica EPTE® consiste en una técnica revolucionaria y vanguardista dentro del campo de la Fisioterapia, presentándose como una técnica mínimamente invasiva, utilizada habitualmente para el tratamiento de las tendinopatías, roturas de fibras musculares y otras lesiones de partes blandas, estando considerada como la modalidad de tratamiento y técnica de elección más avanzada y efectiva para su completa recuperación por diversas publicaciones científicas, apareciendo cada vez un mayor número de estudios de investigación que la avalan.

La EPTE® consiste en la aplicación de una corriente galvánica a través de una aguja de acupuntura para acceder al tejido blando dañado, produciendo una reacción química de carácter local que destruye el tejido degradado o degenerado, creando a su vez una respuesta inflamatoria controlada, necesaria para toda reparación, que ya se puede tratar para su correcta regeneración, sin que se vea afectado el tejido sano. Debido a la circulación de corriente se genera una descomposición de los tejidos en sus sustancias básicas (proceso conocido como electrólisis), además de un calentamiento a consecuencia de que parte de la energía cinética de los electrones en circulación se transforma en calor, debido a los choques que sufren con los átomos del material conductor por el que circulan (electrolito), elevando su temperatura.

Por tanto, con la aplicación de EPTE®, y gracias a su modulador de intensidad (μA/cm2) y al uso de microcorrientes galvánicas de baja intensidad (apenas producen un leve cosquilleo en el paciente), se produce un estímulo eléctrico que provoca la electrolisis. En definitiva, activa la primera fase de cualquier proceso regenerativo paralizado, situación común por ejemplo en tendinopatías crónicas. Podemos tratar los tejidos blandos consiguiendo excelentes resultados de manera prácticamente indolora para el paciente, lo que la traduce en una técnica de fisioterapia avanzada realmente efectiva , rápida en su aplicación ecoguiada, lo cual permite mejorar la precisión del tratamiento, y que nos ayuda a acortar los plazos o tiempos de recuperación en diversas lesiones de nuestros pacientes, permitiendo una pronta y segura reincorporación a la actividad deportiva y/o laboral.

EPTE® es el primer equipo de electrólisis percutánea terapéutica con certificado CE Sanitario, que avala sus beneficios para la salud.

Normalmente, transcurridas 48 horas desde su aplicación, ya es posible objetivar algunos beneficios, pues se recupera movilidad y el dolor de la lesión se ha mitigado o aliviado. EPTE® está indicada para todo tipo de pacientes (salvo contraindicación), desde deportistas de élite hasta trabajadores ó amas de casa, permitiendo recuperar el nivel de vida anterior a la lesión sin dolor.

El fisioterapeuta formado en esta técnica hará la aplicación del tratamiento con electrólisis percutánea terapéutica cuando considere oportuno, siendo usual su aplicación ante una lesión tisular, bien en período agudo o crónico, o si ha fallado el tratamiento conservador habitual, sirviéndose del estudio y valoración de imágenes ecográficas de la zona para determinar la mejor opción terapéutica y realizar el tratamiento ecoguiado si es preciso.

Después de realizar el tratamiento de electrolisis percutánea, en cualquier patología, NUNCA se debe aplicar HIELO ni tomar antiinflamatorios (AINES). La aplicación de la técnica suele ir acompañada y complementado con sesiones de trabajo excéntrico posterior, después de haber aplicado calor en el nivel lesional.

Recuperación ( de una zona a tratar ) de todo tipo de lesiones que se tenga que aplicar Fisioterapia Avanzada como la Técnicas de  Electrólisis Percutánea Terapéutica Ecoguiada o equipo de ecografía para ayudarnos en la valoración o seguimiento de lesiones en caso de considerarlo necesario (siempre como apoyo al servicio de Fisioterapia Estándar  ) , con la finalidad de conocer en tiempo real la evolución de las lesiones.

EL TRATAMIENTO CON EPTE® ESTÁ INDICADO EN DIFERENTES PATOLOGÍAS:
  • Tendinopatía del Supraespinoso o Manguito Rotador.
  • Tendinopatía Rotuliana.
  • Tendinopatía Aquilea.
  • Tendinopatía Epicondílea/ Epitroclear
  • Tendinopatía Pata de Ganso.
  • Tendinopatía Glútea e Isquiotibial.
  • Fascitis Plantar.
  • Lesión Muscular o Rotura de Fibras Muscular.
  • Otro tipo de Tendinopatías.
EL TRATAMIENTO CON EPTE® SE CONTRAINDICA EN LOS SIGUIENTES CASOS:
  • En Prótesis.
  • Personas con Marcapasos.
  • Embarazadas.
  • Procesos Oncológicos.
  • Tromboflebitis.
  • Afecciones Cutáneas.
  • Alteraciones Neurosensitivas.
Los efectos posteriores a la aplicación de EPTE® pueden consistir, aunque no siempre ocurre, en un leve dolor en la zona tratada durante aproximadamente, unas 24 horas posteriores al tratamiento, desapareciendo esas mínimas molestias tras dicho período. Como se ha mencionado, una recomendación a tener en cuenta sería no aplicar hielo nunca en la zona tratada durante los días siguientes a la sesión, y seguir exactamente las pautas e indicaciones que haya indicado el fisioterapeuta.

La técnica de electrolisis percutánea terapéutica suele aplicarse de manera ecoguiada mediante el uso de un ecógrafo, permitiendo observar cuando el proceso de “lisis” o limpieza del tejido degenerado se ha realizado correctamente. EPTE ® solo puede ser aplicada por fisioterapeutas especialistas en las mismas y con formación específica para ello.

¿EN QUÉ LESIONES PUEDE AYUDAR LA EPTE®?

En cuanto a su utilidad y aplicación, son múltiples las lesiones que según las últimas investigaciones y avances terapéuticos aconsejan que sean tratadas con esta novedosa técnica fisioterapéutica, dada su elevada eficacia.

Tendinopatías

Los tendones son las estructuras encargadas de conectar los músculos con los huesos, ayudando a mover las articulaciones. La tendinopatía es una lesión del tendón, caracterizándose por ser lesiones que producen un dolor que tarda en aliviarse, produciendo molestias y limitaciones funcionales tanto en la vida cotidiana como en el desarrollo de la actividad deportiva.

La tendinopatía se suele producir por un ejercicio excesivo del músculo (tracción excesiva sobre el tendón, irritándolo) y tendones, o posturas incorrectas, produciendo microroturas que al acumularse causan dolor y pueden provocar, con el tiempo, que el tendón se degrade o incluso llegue a degenerarse dando lugar a casos complejos de tendinopatías crónicas. El exceso de carga o tensión en la estructura puede deberse a cualquier actividad que se ejecuta repetidamente, como en el caso de la práctica deportiva, o el esfuerzo físico con movimientos repetitivos o, simplemente, tareas domésticas que a fuerza de repetirse, pueden terminar produciendo la lesión.

El tratamiento clásico de las tendinopatías ha consistido tradicionalmente en el fortalecimiento muscular, la corrección postural, así como el trabajo mediante ejercicios y estiramientos de contracción excéntrica, y el uso de antiinflamatorios e inyecciones de cortisona dentro de la envoltura del tendón, y en casos extremos la cirugía.

Actualmente, la electrólisis percutánea terapéutica, apoyada en el trabajo excéntrico, ofrece una mejoría más rápida, una recuperación completa, óptima y de calidad del tejido, pudiendo llegar a evitar incluso la cirugía en los casos más avanzados.

Fascitis Plantar

En la patología o lesión de la conocida fascitis plantar se produce una inflamación del tejido conectivo grueso que está en la planta del pie y que se fija al talón. El problema puede ser causado o agravado por un calzado inadecuado, así como por malas posturas, y un trabajo excesivo de cargas mecánicas sobre esta zona.

El síntoma principal es dolor plantar en el talón o en la zona media de la planta del pie, que no suele deberse a un traumatismo concreto, sino a microtraumatismos repetitivos por el trabajo habitual o el impacto en la pisada durante el gesto deportivo. El dolor se siente normalmente en la base antero-medial del talón, y suele intensificarse por las mañanas por la rigidez que se presenta durante la noche, y al realizar ejercicios que demanden un aumento de la carga sobre la zona.

El tratamiento clásico es similar al descrito para las tendinopatías, además del uso de plantillas ortopédicas o soportes plantares que permitan el reparto de fuerzas sobre la planta del pie, elemento importante y a tener en cuenta. Asimismo, la EPTE ® está especialmente indicada en estos casos, ya que su eficacia logra resolver o mitigar los problemas en mucho menos tiempo que con las técnicas terapéuticas clásicas.

Lesión o Rotura de Fibras Muscular

Las roturas fibrilares son lesiones musculares que pueden producirse de una manera directa, como consecuencia de una contusión, o mucho más frecuentemente como consecuencia de una elongación brusca del músculo, generalmente producida por una contracción rápida, súbita y fuerte del mismo.

El tiempo de recuperación con las técnicas conservadoras de fisioterapia va desde los 8 días hasta el mes aproximadamente, dependiendo del tipo, grado y tamaño de la lesión, siendo conveniente realizar un estudio ecográfico con el fin de determinar correctamente el tratamiento a aplicar. En estos casos, la EPTE ® está considerada actualmente como la técnica de elección más avanzada para reducir los plazos de recuperación de forma importante.

Electroterapia

Es la aplicación de la electricidad con fines terapéuticos mediante electrodos directamente sobre la piel del paciente, en aplicación subacuática o a cierta distancia. Es todo el aparataje utilizado para transmitir los diferentes tipos de corrientes al paciente.
 
El fisioterapeuta utilizará los diferentes tipos de corrientes dependiendo del efecto que se desee obtener en cada fase de la evolución de la patología a tratar. La electroterapia es un complemento más a la terapia manual para la resolución de un proceso doloroso. Por ejemplo en una fase aguda interesa más utilizar un tipo de corriente analgésica o antiinflamatoria, en fase subaguda a lo mejor interesa potenciar la musculatura con corrientes excitomotoras, y de efecto calor para procesos crónicos como en la artrosis.
 
Los principales efectos de las distintas corrientes de electroterapia son: 
  • Anti-inflamatorio.
  • Analgésico.
  • Mejora del trofismo.
  • Potenciación neuro-muscular.
  • Térmico, en el caso de electroterapia de alta frecuencia.
  • Fortalecimiento muscular.
  • Mejora transporte de medicamentos (iontoforesis).
  • Disminución de edema.
  • Control de dolor.
  • Mejora sanación de heridas.
Hay que tener especial cuidado en los casos de embarazadas, marcapasos, tumores, audífonos, implantes metálicos y otras situaciones que se deben poner en conocimiento del fisioterapeuta para valorar la aplicación de la electroterapia ya que en estos casos no es conveniente.

Ultrasonidos

Uno de los equipos utilizados durante el tratamiento de fisioterapia es el ultrasonido. ¿Para qué sirve? es la pregunta que frecuentemente hacen los pacientes que asisten a nuestro centro a recibir tratamiento fisioterapéutico. La motivación de la interrogante es que durante su aplicación no se percibe ningún efecto físico que informe que el equipo está haciendo “algo”. A diferencia de la aplicación del calor y frío que reportan sensaciones inmediatas, el ultrasonido no transmite estos cambios, por lo menos de manera apreciable por el paciente. Aquí es relevante el conocimiento profesional de uso y aplicación. Muy distante de ser un placebo, el ultrasonido tiene usos y efectos comprobados.
 
El ultrasonido es un equipo que transfiere ondas mecánicas de mayor frecuencia que las del sonido, a través de un medio físico (gel), que permite que pueda propagarse y transmitir energía (calor profundo) gracias a la vibración que producen dichas ondas.
 
Con la vibración, se produce un movimiento celular que mejora la cicatrización, así como también, un aumento de la temperatura en la zona en donde fue aplicado. En la profundidad de los tejidos existen escasos o casi nulos receptores de calor, motivo por el cual el cambio de temperatura producido por el ultrasonido no es percibido por el paciente. Entonces, ¿Cuál es el criterio para aplicarlo?
 
Algunos de los criterios son el tiempo, el tamaño del área a tratar y del cabezal. El tiempo de aplicación depende del cabezal que se utilice (hay cabezales desde 1cm hasta 5cm de diámetro) y el tamaño de la zona o músculo en donde vaya a colocarse. Por lo general, su aplicación va de 2 a 6 minutos y sólo durante las primeras sesiones de fisioterapia; esto se debe a que el ultrasonido persigue apoyar las primeras fases del proceso de cicatrización: la inflamación, que normalmente dura máximo 5 días, y la fibroplasia, que dura máximo 3 semanas. Si trasladamos este tiempo en el calendario y consideramos que las sesiones de fisioterapia tiene una frecuencia de 3 veces por semana, tenemos que en promedio las primeras 8 sesiones de fisioterapia consideran la aplicación del ultrasonido. Existen variaciones personales, como el tipo y tiempo de cicatrización,  factores que valorados por el fisioterapeuta, marcan la pauta de uso de este agente físico. Conocido esto, cada vez son menos los pacientes que resultan sorprendidos al pensar que con tan corta aplicación y en tan pocas sesiones de fisioterapia éste pequeño equipo logre mejorar la cicatrización.

Laserterapia

En este centro, los gijoneses podrán beneficiarse de la proximidad a este efectivo tratamiento. A nadie se le escapa el avance que se ha producido en la medicina actual con la incorporación del láser a los tratamientos médicos de las distintas especialidades, incluida la fisioterapia y la rehabilitación.
 
La palabra LÁSER es un acrónimo que traducido del inglés significa Luz Amplificada por la Emisión Estimulada de Radiación; sus efectos se pueden definir como una bio-estimulación mediante fotones de luz.
 
El resultado más evidente de la terapia láser combinada, consiste en la reducción y posterior eliminación de la sintomatología dolorosa y en la recuperación de la movilidad articular.
 
La bio-estimulación láser produce una marcada acción anti-inflamatoria, anti-edematosa y analgésica y, por tanto, se utiliza ampliamente en lesiones osteo-músculo-tendinosoligamentoso y en la inflamación de las estructuras nerviosas, donde se mejora significativamente la sintomatología dolorosa y la limitación funcional (potenciada por la sucesiva movilización). Estas afecciones agudas desaparecen más rápidamente con el tratamiento de laserterapia.
 
Además, este tratamiento produce una estimulación en los mecanismos y procesos naturales de regeneración de los tejidos y, por tanto, influye positivamente en la evolución de las artropatías degenerativas. Las afecciones crónicas requieren un tratamiento más prolongado y es aconsejable iniciar la terapia láser lo antes posible.
 
Durante los 60 minutos aproximados que dura el tratamiento, se respeta en todo momento la regla de: no dolor.
 
La eficacia del tratamiento es muy alta, siempre y cuando el paciente no haya sido operado quirúrgicamente de la articulación a tratar. En pacientes operados, la intensidad de la reacción estimulada por el láser es significativamente menor.
 
Por último, la terapia está indicada especialmente en el tratamiento de afecciones como: distorsiones, luxaciones, tendinitis, bursitis, meniscos, epicondilitis, hernias, calcificaciones, espolones, neuralgias, fisuras, artrosis…

Magnetoterapia

¿CÓMO FUNCIONA LA MAGNETOTERAPIA?
 
La magnetoterapia de alta y baja frecuencia funcionan debido a que en nuestro organismo hay una gran cantidad de iones libres e incluso moléculas equilibradas eléctricamente como el agua que funcionan como dipolos debido a la orientación de sus cargas, cuando se someten a la influencia de un campo magnético al que se dota de una frecuencia en función de la patología a tratar, se aporta un incremento del movimiento a estas substancias por efecto de encontrarse en medio de un campo magnético oscilante y ser repelidas o atraídas en función de su carga, el efecto no es tan intenso como para proporcionar calor que debamos valorar como un elemento más de la ecuación terapéutica, aunque en algunos casos los pacientes lleguen a percibirlo, este movimiento extra acelera los procesos químicos en el organismo, favorece la acción de la bomba sodio potasio y ayuda a regular los intercambios en un tejido en que estos se veían disminuidos por la acción de una patología crónica o inflamatoria.
 
La magnetoterapia actuará también sobre el tejido óseo, la linfa, los músculos, en todos estos casos va a acelerar el trofismo y favorecer los procesos de rehabilitación.
 
¿POR QUÉ LA MAGNETOTERAPIA ACTUA CONTRA EL DOLOR?
 
No existe una causa única responsable de los efectos antiálgicos de la magnetoterapia, podemos observar un resultado sumatorio de varios de los efectos biológicos que la magnetoterapia produce sobre los tejidos del cuerpo humano especialmente eficaz en los procesos de carácter inflamatorio. La relajación de la musculatura lograda con la magnetoterapia a su vez mejora la circulación local, la fibra lisa se relaja y se produce una vasodilatación, la segregación de endorfinas contribuye a la elevación del umbral del dolor, y una ligera hiperemia y un mayor aporte sanguíneo suscitan un efecto antiinflamatorio, la normalización del potencial de membrana también contribuye a la actuación de la magnetoterapia contra el dolor.
 
¿CUALES SON LOS EFECTOS MÁS IMPORTANTES DE LA MAGNETOTERAPIA?
 
La magnetoterapia tiene un conjunto de efectos muy amplio e interesante sobre el cuerpo humano, pasamos a detallar algunos de los más importantes:
  • Efecto relajante sobre la musculatura lisa y estriada, es capaz de actuar sobre músculos contracturados relajándolos, ello a su vez descomprime las articulaciones sobre las que actúan estos músculos y los libera de una presión excesiva, resulta muy eficaz en patologías como profusiones o hernias discales.

  • Efecto analgésico, se logra debido a múltiples factores, la relajación del tejido muscular descomprime tejidos adyacentes, el umbral del dolor se eleva, la circulación mejora al disminuir la presión sobre arteriolas y vénulas y ello colabora disminuyendo el proceso inflamatorio,

  • Osteogénesis, la densitometría ósea permite demostrar fuera de toda duda el importante estímulo trófico que produce la magnetoterapia sobre el tejido óseo, así que en la actualidad está más que demostrado que los campos magnéticos son capaces de inducir la fijación del calcio en el hueso y ello es aplicable en Fisioterapia en la resolución de múltiples patologías.
Base científica de la Magnetoterapia

La técnica terapéutica consiste en la aplicación de campos magnéticos artificiales, en presencia de trauma o disfunción, controlando la frecuencia e intensidad de estos campos.
El campo magnético terrestre ofrece a los seres vivos protección eficaz contra las radiaciones solares. La intensidad del campo magnético terrestre es de unos 0.5 Gauss en la actualidad. El campo magnético terrestre experimenta variaciones importantes. Los seres vivos están acostumbrados a este campo magnético y su ausencia provoca serios trastornos.
 
La magnetoterapia consiste en reproducir sobre la zona afectada el campo magnético terrestre al que todos estamos sometidos, lo que demuestra la inocuidad de la técnica. Mientras que el campo magnético es de 0.5 Gauss y constante, los campos magnéticos artificiales pueden elevarse a niveles superiores (180 Gauss máxima potencia de pico).
Se puede controlar su frecuencia; la emisión del campo ya sea en forma continua o pulsante; la forma de impulso (sinusoidal, semisinusoidal, sinusoidal rectificado, cuadrado etc.) y el tiempo de aplicación. Generalmente en magnetoterapia se emplean campos magnéticos pulsátiles con frecuencias comprendidas entre 1-100 Hz y con intensidades mínimas de 5 Gauss y máximas de 100 Gauss.
 
Puede diferenciarse la aplicación de campos magnéticos producidos mediante la corriente eléctrica los que constituyen la magnetoterapia propiamente dicha, de los campos magnéticos obtenidos mediante imanes naturales o artificiales que se conocen como imanterapia.
Los campos magnéticos aplicados en medicina son de baja frecuencia y de baja intensidad.

Masaje Terapéutico

Beneficios del masaje terapéutico
El masaje terapéutico es un enfoque práctico para mejorar la salud y el bienestar.
 
Muchas veces las personas no saben cuanta tensión padecen hasta que reciben un masaje. Solo cuando el fisioterapeuta estira, reblandece músculos y tejidos, es cuando el estrés y la tensión muscular son liberados.
 
El masaje consiste en manipulaciones directas a los tejidos, ayudando a restaurar la flexibilidad, la elasticidad y el funcionamiento del sistema muscular y de los demás sistemas. Una vez tiene un conocimiento de donde está localizada la tensión en su cuerpo, usted puede empezar a hacer algo al respecto, invirtiendo ese ciclo negativo que afecta a su vida diaria. El masaje, normaliza y armoniza dos sistemas muy importantes, el nervioso y el músculo esquelético. Su objetivo principal es revertir el ciclo de stress-tensión-dolor y disolver los patrones de dolor a corto-medio plazo. El masaje es tanto una terapia correctiva como preventiva
 
1.- Beneficios a nivel físico:
  • Brinda relajación profunda.
  • Alivia tensión muscular y rigidez.
  • Alivia dolores musculares.
  • Alivia el atrapamiento nervioso.
  • Incrementa la elasticidad en movimiento.
  • Combate el cansancio.
  • Mejora la movilidad y el dolor en las articulaciones.
  • Aumenta la capacidad de respiración.
  • Reduce la hinchazón.
  • Se eliminan las células muertas en la epidermis.
  • Promueve una buena postura.
  • Cura lesiones en tendones y ligamentos.
  • Alivia los dolores de espalda.
  • Alivia dolores de cabeza.
2.- Beneficios a nivel mental y emocional:
  • Reduce la ansiedad y el estrés.
  • Relaja la mente y así reduce la ansiedad y sus efectos.
  • Aumenta la energía.
  • Contribuye a la resistencia del estrés.
El 80% de las enfermedades son causadas o relacionadas con el estrés. Las personas que reciben un masaje de forma regular, están más alerta, se desenvuelven mejor en sus trabajos y están menos estresados que los que nunca reciben un masaje.

Gimnasia correctiva

La gimnasia correctiva es una práctica corporal basada en un conjunto de ejercicios, movimientos y estiramientos suaves, que tiene como objetivo recuperar la movilidad natural del cuerpo, mejorar la postura y aliviar el dolor mediante un trabajo para reequilibrar las cadenas musculares y articulares de nuestro organismo. Los ejercicios realizados nos ayudan a prevenir y corregir las consecuencias nocivas de una inadecuada colocación postural, que proporciona la base correcta e indispensable para nuestra actividad diaria y para la práctica de cualquier deporte, gimnasia o danza.
 
La gimnasia correctiva te ayuda a:
  • Descubrir y conocer el funcionamiento de tu cuerpo.
  • Recuperar la fuerza y la flexibilidad muscular, la amplitud articular y la coordinación del movimiento.
  • Entrar en un estado de calma física y psíquica mediante la relajación de los tejidos.
  • Liberar la respiración.
Está dirigida a personas con tensiones musculares, malos hábitos corporales, problemas de columna, con trabajos sedentarios o que tengan la necesidad de relajarse, así como también, a personas sanas que deseen dedicar un tiempo a cuidar de su cuerpo.
 
Son clases de aproximadamente una hora. Eso nos permite un trabajo más específico para garantizar una realización correcta de los ejercicios por cada uno de los pacientes. Se realizan de una manera consciente, centrando la atención sobre lo que se hace y se siente, respectando el ritmo y las posibilidades de cada participante.

Mujer en terapia
Magnoterapia
Revisión terapeutica

Llámenos y reserve su cita